El Origen de las Mercancías en el marco de los TLC

Publicado el Miércoles, 09 de Marzo de 2011

La creciente reducción de las barreras al comercio internacional, impulsada por los mecanismos de integración regional y los acuerdos de libre comercio, ha contribuido de manera significativa en la globalización de la economía mundial.

En ese sentido El Salvador ha celebrado una serie de tratados de libre comercio con diferentes socios comerciales, generándose un nuevo esquema de importación y exportación de mercancías, lo cual ha traído como consecuencia que en los últimos años, muchas empresas se hayan beneficiado del no pago de aranceles de importación, beneficios que tienen aparejado el cumplimiento de obligaciones y la responsabilidad por parte de los operadores del comercio en demostrar que cumplen con los requisitos para ampararse a los beneficios arancelarios establecidos en los Tratados de Libre Comercio.

Por lo que se vuelve fundamental para la comunidad comercial, conocer algunos aspectos que son de interés en materia de origen y los requisitos que se deben cumplir para tener derecho a los beneficios arancelarios.

Conceptos erróneos de origen

Por desconocimiento de las reglas de origen, es muy común que los importadores y los exportadores caigan en errores sobre el origen de las mercancías en los aspectos siguientes:

  • ¿Para que nos preocupamos por la aduana si con los TLC`s ya no se pagan impuestos?

  • Lo compré en mi país y por lo tanto es originario. 

  • Mí producto tiene alto contenido “nacional”.

  • Pagué los aranceles de importación de los insumos de terceros países, por lo que ya está “nacionalizado” y se considera originario.

  • Mí producto ha sido transformado.

  • Mí producto es originario para cualquier Tratado.


Objetivos de las reglas de origen

Dentro de las disciplinas comerciales, el régimen de origen es indispensable para una adecuada aplicación de los Acuerdos y Tratados Comerciales, ya que por medio de éstos se busca la eliminación total de los derechos arancelarios de importación entre los países miembros, pero también las autoridades están en la obligación de controlar las preferencias arancelarias otorgadas a las mercancías negociadas bajo estos Tratados, por consiguiente es necesario conocer los efectos de una aplicación incorrecta del régimen de origen para el que la otorga y quien la recibe, de allí que se vuelve importante conocer cuál es el concepto correcto de las reglas de origen y cuál es el objetivo de dichas reglas.

Concepto: Conjunto de regulaciones que permiten determinar dónde se ha producido una mercancía, lo cual les da certeza jurídica a los operadores comerciales y se vuelve un mandato en su cumplimiento para las autoridades competentes que lo administran.

Lo que significa que los regímenes de origen son parte de un cuerpo legal al que deben sujetarse, tanto los agentes económicos que operan dentro del comercio internacional, como las autoridades competentes encargadas de su administración y vigilancia.

Objetivos:

  • Establecer si un producto tiene un proceso de producción significativo, o incorpora insumos locales en una proporción importante, de forma tal que le permita ser clasificado como originario de un determinado país.

  • Elevar la protección de los sectores productivos, estimulando las inversiones en los territorios nacionales.

  • Complementar las economías de los socios comerciales mediante la acumulación de origen, en lugar de la competencia desleal.

  • Orientar a los sectores productivos en la producción de mercancías con un alto grado de contenido nacional.

Criterios para certificar el origen

En el marco de los Tratados de Libre Comercio, existe una uniformidad en la aplicación de algunos criterios para certificar el origen, por lo que de la lectura de los distintos TLC`s, se han extraído los tres criterios de origen más utilizados por los operadores del comercio, los cuales se detallan a continuación:

El criterio “A”, que consiste en que una mercancía es obtenida en su totalidad o producida enteramente en el territorio de una o más Partes.

Es decir que son mercancías obtenidas, producidas o fabricadas 100% en el territorio de una o más Partes. En su producción o fabricación no se utiliza ningún material no originario ó de terceros países.

El criterio “B”, el cual consiste en que una mercancía es producida en el territorio de una o más de las Partes a partir exclusivamente de materiales que califican como originarios de una o más Partes.

Lo que significa que la mercancía es producida en el territorio de una o más de las Partes con materiales “producidos y/o fabricados” en el territorio de una o más de las Partes que calificaron como originarios.

El criterio “C, que consiste en que una mercancía es producida en el territorio de una o más Partes utilizando materiales no originarios que cumplen el salto arancelario establecido en el Anexo de reglas de origen especificas.

Este criterio aplica cuando las mercancías son producidas en el territorio de una o más de las partes a partir de materiales no originarios importados o producidos por terceros países que no son Parte de la zona de libre comercio.

Lo que significa que es una condición sine-cuanón que los materiales no originarios utilizados en la producción tengan una transformación sustancial, la que puede ser demostrada a partir de un salto arancelario, es decir de un cambio en la posición arancelaria de los materiales no originarios de tal forma que la clasificación arancelaria de los materiales no originarios sea distinta a la del producto terminado.


Marcado país de origen

Algunos TLC´S incluyen en su normativa, regulaciones sobre el marcado de país de origen, sin embargo independientemente de que se incluya o no, en virtud que El Salvador es miembro de OMC, estamos obligados a dar cumplimiento a las disposiciones del artículo IX del GATT de 1994, en el que se establece entre otras cosas lo siguiente:

1. En lo que concierne a la reglamentación relativa a las marcas, cada parte contratante concederá a los productos de los territorios de las demás partes contratantes un trato no menos favorable que el concedido a los productos similares de un tercer país.

2. Las partes contratantes reconocen que, al establecer y aplicar las leyes y reglamentos relativos a las marcas de origen, convendría reducir al mínimo las dificultades y los inconvenientes que dichas medidas podrían ocasionar al comercio y a la producción de los países exportadores, teniendo debidamente en cuenta la necesidad de proteger a los consumidores contra las indicaciones fraudulentas o que puedan inducir a error.

3. Siempre que administrativamente fuera factible, las partes contra­tantes deberían permitir que las marcas de origen fueran colocadas en el momento de la importación.

4. En lo que concierne a la fijación de marcas en los productos impor­tados, las leyes y reglamentos de las partes contratantes serán tales que sea posible ajustarse a ellos sin ocasionar un perjuicio grave a los productos, reducir substancialmente su valor, ni aumentar de manera irrazonable su precio de costo.

5. Por regla general, ninguna parte contratante debería imponer derechos o sanciones especiales por la inobservancia de las prescripciones relativas a la fijación de marcas antes de la importación, a menos que la rectifica­ción de las marcas haya sido demorada de manera irrazonable, se hayan fijado marcas que puedan inducir a error o se haya omitido intencionadamente la fijación de dichas marcas.

En virtud que los TLC`S otorgan derechos y obligaciones, el papel que juegan las aduanas dentro de este contexto es fundamental ya que además de facilitar el movimiento de mercancías que son importadas o exportadas con preferencias arancelarias, tiene la función de controlar y garantizar el pago de los aranceles.

Es por ello que desde el año 2004 la Dirección de Aduanas creó la Unidad responsable de la verificación de origen, cuyas funciones han sido desarrolladas de una manera consistente y con el firme propósito de convertirse en el ejemplo de los demás países centroamericanos. Esta Unidad ha realizado diversas verificaciones de origen, logrando detectar operaciones de comercio internacional que no tienen derecho a los beneficios arancelarios establecidos en los distintos TLC´s, procesos que son iniciados mediante la notificación de la resolución de inicio de verificación de origen por parte de la Autoridad Competente de la Parte importadora y se finaliza con la notificación de la resolución final de la determinación de origen por parte de la misma autoridad, dicho proceso tiene por finalidad verificar que las mercancías importadas sean efectivamente originarias del socio comercial, proceso que es realizado mediante los mecanismos siguientes:

  1. Cuestionarios o solicitudes de información dirigidos al exportador o productor, este mecanismo permite solicitar información al exportador o productor de la mercancía. En el caso particular de CAFTA-DR, adicionalmente permite solicitar dicha información al importador de la mercancía.

  2. Visitas de verificación en las instalaciones del exportador o productor.

Este segundo mecanismo se utiliza cuando la información proporcionada por el exportador o productor de la mercancía, no es suficiente para dictaminar sobre el origen, lo que hace necesario realizar una visita de origen en las instalaciones de la empresa exportadora o productora con el propósito de verificar procesos productivos y registros contables que demuestren el origen de la mercancía exportada.

 

Verificación de origen

En virtud que los TLC`S otorgan derechos y obligaciones, el papel que juegan las aduanas dentro de este contexto es fundamental ya que además de facilitar el movimiento de mercancías que son importadas o exportadas con preferencias arancelarias, tiene la función de controlar y garantizar el pago de los aranceles.

Es por ello que desde el año 2004 la Dirección de Aduanas creó la Unidad responsable de la verificación de origen, cuyas funciones han sido desarrolladas de una manera consistente y con el firme propósito de convertirse en el ejemplo de los demás países centroamericanos. Esta Unidad ha realizado diversas verificaciones de origen, logrando detectar operaciones de comercio internacional que no tienen derecho a los beneficios arancelarios establecidos en los distintos TLC´s, procesos que son iniciados mediante la notificación de la resolución de inicio de verificación de origen por parte de la Autoridad Competente de la Parte importadora y se finaliza con la notificación de la resolución final de la determinación de origen por parte de la misma autoridad, dicho proceso tiene por finalidad verificar que las mercancías importadas sean efectivamente originarias del socio comercial, proceso que es realizado mediante los mecanismos siguientes:

  1. Cuestionarios o solicitudes de información dirigidos al exportador o productor, este mecanismo permite solicitar información al exportador o productor de la mercancía. En el caso particular de CAFTA-DR, adicionalmente permite solicitar dicha información al importador de la mercancía.

  2. Visitas de verificación en las instalaciones del exportador o productor.

Este segundo mecanismo se utiliza cuando la información proporcionada por el exportador o productor de la mercancía, no es suficiente para dictaminar sobre el origen, lo que hace necesario realizar una visita de origen en las instalaciones de la empresa exportadora o productora con el propósito de verificar procesos productivos y registros contables que demuestren el origen de la mercancía exportada.

Lic. Jaime Adalberto Fonseca

Descargar artículo

Últimas noticias:

Paises con acuerdo con la UE

El sitio www.origen-mercancias.es utiliza cookies propias para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies. Aceptar cookies Modificar su configuración